Enbotellarte

Nos gusta todo lo que salga de una botella

Cómo hacer licor de cafe

Que este licor de café se puede comprar en cualquier supermercado es indudable, pero hacerlo en casa tiene sus ventajas. Además del considerable ahorro de dinero, también se puede hacer con mucha personalidad.

Hacer licor requiere paciencia y una devoción por el producto final. Hay muchas oportunidades para tomar atajos, pero si solo quieres emborracharte, no te molestes en seguir leyendo, ve directamente a la parte del alcohol.

Cómo hacer licor de cafe

La graduación dependerá del alcohol que usemos. Con uno de 90º vamos a tener un 90% de alcohol, lo que es una graduación muy alta.

Si no puedes encontrar el alcohol puro, puedes utilizar aguardiente u orujo, pero la graduación será menor.

Los siguientes ingredientes son suficientes para una botella de 1 litro:

  • 900 ml de alcohol puro de 90º (de cereales a ser posible)
  • 150 gramos de café molido
  • 500 gramos de azúcar blanco
  • 100 ml de agua, para el almíbar
  • La piel de un limón o de una naranja
  • 1 rama de canela (opcional)

Así se hace:

Empezamos haciendo un almíbar con el agua y el azúcar. Para ello, ponemos los dos ingredientes en un cazo y le damos calor fuerte, justo hasta que empiece a hervir y el azúcar se disuelva en el agua. Apagamos el fuego y lo dejamos enfriar.

Por otro lado, vertemos el alcohol en una olla amplia limpia y seca. Mezclamos el alcohol con el almíbar en la olla. Añadimos también el café molido, la cáscara de naranja o limón y la rama de canela para que lo aromatice todo.

Removemos el contenido, lo tapamos y dejamos que repose durante 10 días en un lugar fresco y seco, sin luz directa. Una vez al día tenemos que removerlo para que los sabores se distribuyan.

Después de los 10 días, colamos el licor con una malla de tela fina. Lo tenemos que hacer 2 veces para que no quede nada de café molido en el licor. Vertemos el líquido en una botella de 1 litro vacía, limpia y seca; y lo tapamos con su tapón.

Y así es como se hace el licor de café casero. Esta botella se puede conservar en un lugar fresco y seco. Incluso se puede guardar en el congelador para que se mantenga frío. No os preocupéis que no se va a congelar debido a su graduación alcohólica.

Notas.

También se le puede añadir una vaina de vainilla. Puedes comprar los granos de café enteros y molerlos tu mismo para que su sabor sea más potente.